miércoles, 3 de noviembre de 2010

La polarización argentina

Esta última semana instaló un solo tema que acaparó la atención popular, el fallecimiento del ex mandatario ha absorbido todo, y los interrogantes son muchos ¿Qué pasará con la presidente, tendrá la capacidad y la fuerza para liderar al justicialismo? ¿Cómo quedará armada la escena política nacional sin el hombre más importante de los últimos 10 años y único candidato fuerte a la presidencia en 2011? ¿Se conservará el Frente para la Victoria sin su líder? Creo que para responder todos estos interrogantes aún es pronto, sin embargo hay un tema puntual que me preocupa: la polarización.
La historia argentina tiene sobrados ejemplos de la “polarización” de la que hablo. Las famosas disputas entre Unitarios y Federales han dejado un saldo de miles y miles de personas muertas. Más tarde, ya con el movimiento obrero conformado las disputas fueron entre anarquistas y socialistas. La Unión Cívica Radical fue el primer partido masivo en el país, y por supuesto no se salvó de la polarización, Hipolito Yrigoyen vs. Marcelo T. de Alvear, dos maneras diferentes de ver las cosas dentro de una misma estructura partidaria.
Cuando apareció el Justicialismo, con el anarquismo ya liquidado y un socialismo que carecía de potencia electoral, logró captar a un gran sector de la sociedad que no se sentía identificado con lo que proponía la UCR. A partir de ese momento comenzó la histórica polarización partidaria de la Argentina: Peronistas vs. Radicales.
El Peronismo ha sido desde entonces una máquina acumuladora de poder, su proscripción durante las presidencias de facto no ha sido un obstáculo para trascender las generaciones y hoy vemos una inmensa masa de jóvenes peronistas que se auto convocaron a Plaza de Mayo hace algunos días.
El problema que hoy surge con la polarización, es que lleva pensar que solo existen oficialistas o enemigos del proyecto. En el parlamento, son contadas con los dedos de una mano las veces en que los jefes de bloque dan libertad de acción.
           Desde los medios tenemos el “multimedio opositor” Clarín -antiguo amigo de Kirchner y desde hace un tiempo máximo enemigo del Gobierno- y el “multimedio oficialista” desde Canal 7, Canal 9, Tiempo Argentino, etc.
La construcción de un país requiere de todos los sectores, el diálogo entre el oficialismo y la oposición es clave para que las políticas que hacen crecer al país continúen. La política debe ser un debate de ideas y no una confrontación sin sentido. No se trata de amigos y enemigos, se trata de que el sector dirigente, en quien el pueblo deposita el poder logre hacer que cada día tengamos un país mejor.

3 comentarios:

  1. Muy bueno Fran. Es real que la polarización de ideologías sumado a rivalidades que exceden completamente lo político-económico es lo que mantienen a un país paralizado en circunstancias macroeconómicas inéditamente favorables a nivel mundial.
    Si me permitís extenderme, yo no veo en la polarización el meollo de nuestro problema existencial como país, me baso en la experiencia de los Estados Unidos donde existe quizás la polarización histórica más extensa, que data desde sus tiempos fundacionales (Siglo XVIII), me refiero a la conocida rivalidad entre Demócratas y Repúblicanos, con ideas embrionarias profundamente opuestas, las cuáles no fueron obstáculo para que durante un siglo lograran ser la potencia más influyente a nivel mundial.
    Continuando con este paralelismo, vale recordar que a principios del siglo XX se consideraba a nuestro país como potencia naciente y un serio competidor de Norteamérica a nivel de proyecciones de crecimiento exponencial en su economía, por ello no puedo dejar de resaltar que la diferencia entre su crecimiento y nuestra debacle se trato principalmente de las políticas a largo plazo, es decir, en la capacidad de visualizar un proyecto país a largo plazo más allá de un período presidencial.
    Así como en un marco idílico la libre competencia en el mercado permite una mejor oferta de productos al consumidor, la polarización inteligente permite una mejor democracia para todos, pero si no poseemos un norte, en este caso hablamos de un proyecto país a largo plazo, seguiremos parados en el mismo lugar debatiendo sobre idénticos hechos, quiero decir que derrumbar todo lo anterior para volver a construir en un período corto, para que posteriormente se vuelva a derrumbar nos seguirá manteniendo paralizados a nivel país.
    Dejo a los lectores de este Blog que realicen un breve repaso por nuestros últimos 27 años de democracia en los que indudablemente podrán visualizar que con cada nuevo proceso presidencial se ha repetido la misma problemática.

    Muy bueno el Blog, Fran.
    Saludos

    Francisco Blanco

    ResponderEliminar
  2. Hola

    Mi nombre es Paulina y soy administradora de un directorio de webs/blogs. Me ha gustado mucho tu blog informativo. Quisiera intercambiar enlaces. Puedo agregar tu blog en mi directorio para que así mis visitantes puedan visitarlo tambien.

    Si te interesa, escribeme al mail: paulina.cortez@hotmail.cl

    Saludos
    Pau

    ResponderEliminar
  3. If you plan on traveling to Argentina and you don't have a place to stay, here's the perfect place for you.

    Hostels in Bariloche

    ResponderEliminar